¿Me conviene un sofá con cheslong?

Sofa cheslong

Comprar un sofá que se ajuste a nuestras necesidades no es una tarea sencilla, y es que cuando nos tenemos que enfrentar a esta decisión es tal la oferta de opciones que podemos encontrar en el mercado, que nos puede costar mucho llegar a tomar una decisión final.

Una buena opción a tener en cuenta son los sofás del tipo cheslong, un diseño de sofá que ofrece un valor añadido, tanto por su amplia comodidad como su diseño.

A lo largo de este artículo os queremos ofrecer una serie de consejos con los que podremos evaluar correctamente si nos conviene este tipo de distribución a la hora de comprar un sofá.

Para comenzar debemos de tener en cuenta que a la hora de comprar un cheslong hay tres diferentes factores que siempre han de valorarse: comodidad, diseño, y dimensiones ; Dado que no podemos olvidar que este tipo de sofá posee un tipo de diseño muy característico que no es fácil de incorporar a cualquier habitación.

Precios

Este tipo de sofás son algo más caros, ya que al fin y al cabo el cheslong es un añadido. Ciertos modelos permiten que todo el sofá se transforme en cheslong, desplegando la parte inferior. Esto necesita de un mecanismo más complejo, y el precio se eleva.

Como siempre, lo mejor es comparar precios y opciones. Si buscas sofás baratos Gangahogar.com es tu elección. Si buscas un mueble de diseño entonces www.dudgeonsofas.com son buenos candidatos. Además en su web tienen un vídeo que enseña cómo fabrican cada mueble.

Comodidad

La comodidad del cheslong es uno de sus principales valores añadidos, aunque por supuesto, no debemos olvidar que la calidad de materiales cumple un papel imprescindible, por lo que antes de elegir este tipo de diseño debemos de prestar especial atención al relleno que poseen los cojines de los asientos, así como de los respaldos, ya que estos serán uno de los principales factores de comodidad.

Basicamente, el cheslong es un sofá con uno de los laterales alargado, de forma que una persona se puede reclinar estirando completamente las piernas. Muy cómodo si te gusta estar a tus anchas en casa.

Dimensiones

Es obvio que un sofá cheslong necesita de más espacio que un sofá tradicional, por lo que es completamente fundamental que midamos bien el espacio del que disponemos para conseguir un sofá que pueda encajar perfectamente en el hueco.

En el caso de que tengamos el espacio muy justo, quizá deberíamos desechar la idea de adquirir un cheslong, ya que el salón es una de las principales habitaciones de la casa y por lo tanto estaremos muchas horas en ella, de manera que tendremos que evitar la sensación de agobio y apostar por el descanso, así como por el relax.

Diseño

La distribución más habitual de este tipo de sofá suele estar compuesta por dos plazas más el cheslong, aunque en el mercado se pueden encontrar piezas mucho más grandes, ideales para las familias en las que encontramos muchos miembros.

Sin embargo no podemos dejarnos guiar por la cantidad de plaza, sin no por nuestras necesidades, ya que en cheslong puede encargar perfectamente en el salón de un matrimonio sin hijos, con un sofá de una plaza más el cheslong.

Una buena manera de descubrir si este tipo de sofá encaja en tu salón, es realizar un pequeño dibujo a modo de croquis, con el que a través de las medidas podremos ver el espacio restante que nos quedará en la habitación, así como la sensación general que nos ofrece este sofá al estar colocado en su sitio.

El cheslong es un sofá que apuesta por la comodidad, y que nos permite encontrar un plus de relax en nuestro salón, una característica que muchas personas comienzan a valorar, por encima de la reducción de espacio que supone frente a un sofá de medidas clásicas.

Hacia atrás, como los cangrejos
En las tripas de una producción audiovisual