Comprar ebook: guía

Tal vez con algo de retraso, pero he decidido que ya es momento de comprar un ebook. Hace tiempo que vengo pensandolo y esta noche he tomado la decisión.

Me considero una persona lectora, disfrutu de pasar las horas frente a un buen libro. Es uno de mis pasatiempos preferidos. Me sirve para desconectar de los problemas diarios y tener unas horas en las que ocupo la mente con otros temas. Me encantan las novelas que me sumergen en historias lejanas.

Hasta ahora siempre he leído novelas en papel. Había oído hablar del ebook por supuesto. Sé que desde hace unos años se han vuelto muy populares y se venden como rosquillas, pero no me había planteado comprar un ebook. No sé muy bien porqué, pero pensé que serían una moda más.

En las últimas vacaciones he visto a muchas personas en la piscina con sus lectores de ebooks. Yo también estaba en la tumbona aprovechando el tiempo libre y el buen clima para disfrutar de leer, en mi caso un libro de papel. Ahí me dejaron probar un libro en formato ebook, creo que era el Kindle. Y no estaba mal del todo.

Para mi gusto la pantalla es un poco pequeña. Eso implica que hay que pasar de página más a menudo. Se agradecería que hagan la pantalla algo más grande. Imagino que a la gente le gusta así porque es más fácil llevar el ebook de un lado para otro, pero lo que es para leer pues más tamaño lo considero mejor.

Pero se veía bien y eso que estabamos a pleno sol. Hay mucha información online sobre el mundo de los ebooks, con consejos para comprar uno que sea lo que necesitas.

Pero bueno, el tema de comprarme un ebook no es porque me guste especialmente. Es por tema precio. Las editoriales tienen un negocio complicado y he sido muy comprensivo al respecto. Pero señores, que poco a poco el precio va para arriba y no puede ser.


Porqué me compraré un ebook

21 o 22 euros por una novela. Eso se mire por donde se mire es una barbaridad. Porque además no es que tenga una encuadernación especialmente cuidada, que va. Novela editada con una simple cubierta de tapa blanda, y piden ustedes 22 euros por dicho libro. Durante un tiempo a colado, pero ya está bien.

Antes costaban 18 o 19 euros. Luego 20 y ahora ya nos plantamos en 22 euros. Y eso por libros “normales”, si son un poco más extensos le ponen una cubierta dura y suman otros 3 euros al libro. ¿Pero esto qué es? Yo no voy a seguir pagando veintitantos euros por una novela de intriga que uso para simplemente pasar un buen rato.

Y no vale la excusa de la inflación y tal, pues estos años ha sido de practicamente cero. Y ahí está el cambio económico que vivimos. Todas las industrias se ajustan el cinturón, pero ciertas editoriales parecen no enterarse. Así que nada, me compro un ebook.

Que si el IVA que si tal y que si cual. Mucho me temo que desde el sector “cultural” no pasan el día lloriqueando y quejándose. Pero vamos a ver, miren a su alrededor. ¿Acaso no se dan cuenta de que TODOS estamos luchando por mantener a flote nuestros negocios y sectores? ¿Por qué van a ser ustedes especiales? Y por favor, no se molesten en venderme la moto de “es que la cultura…”. Lo que venden ustedes es entretenimiento, y punto.

No se excusen en la parte minoritaria de su negocio para disfrazarse de cultureros e intentar vivir al paraguas del gobierno. Que lo que ustedes son no es la industria de la cultura, sino la del entretenimiento. La cultura como tal se ha fusionado y ha pasado a ser puro entretenimiento.

No son ustedes el refugio de la cultura. ¿Cómo podrían serlo, en una época en que internet da a cualquier ciudadano una plataforma donde difundir sus obras y pensamientos? No, ustedes venden libros de entretenimiento: biografías de famosos del corazón, libros de políticos graciosetes famosos por sus ocurrencias en televisión, novelas para adolescentes llegadas desde USA, libros semi-eróticos, historias de ciencia-ficción, novelas de época… entretenimiento señores. Ni más ni menos.

No es ni bueno ni malo, pero es lo que ustedes venden. Y con sinceridad, ¿porqué van ustedes a tener que disfrutar de un trato especial? Explíquenme por qué el último libro de Belén Esteban debe llevar un IVA más reducido que cualquier otro producto?

Que sí, que si industria lo está pasando mal. ¡Pues como todos! Aquí o nos bajan impuestos a todos, o nos aguantamos todos. Que cada uno hace la lucha sólo por su sector, pensando que es “especial” y que lo merece más que los demás.

Y repito que me encanta leer. Pero no voy a seguir dando tanto de mi dinero a una industria que me sube los precios, que cobra de forma exagerada por un producto y que encima se hace la víctima ante el estado. Me paso al ebook, seguiré comprando libros pero en formato ebook. Y sólo a precios razonables. Porque si alguien pretende cobrarme 5 euros por un archivo de texto digital… buena suerte amigo.

Ya me encargaré yo de localizar los libros que me interesan en formato ebook. Si la oferta es buena, pagaré. Si me intentan tomar por tonto, pues no lo seré. Tan sencillo como eso.

Más adelante contaré qué tal la experiencia. De momento ya tengo practicamente decidido qué ebook me compraré. Repito que me sigue gustando más el libro tradicional de papel, pero me he cansado de que me exigan 22 euros por un puñado de hojas al grito de ¡cultura, cultura!

En las tripas de una producción audiovisual
Porqué uso WordPress