5 ideas para la habitación de los niños

Cuando nos proponemos decorar una habitación para los más jóvenes de la casa, y es que tenemos que tratar de crear un espacio que pueda cubrir todas sus necesidades, generando un espacio en el que haya espacio tanto para el ocio como para el descanso.

El dormitorio de estilo juvenil ha de poseer tonos de colores alegres, con mucho espacio de almacenamiento en el que puedan ordenar todas sus pertenencias, y espacios versátiles en los que puedan tanto realizar sus tareas escolares como dedicar tiempo a sus pasatiempos favoritos.

A continuación os queremos dar una serie de ideas con las que podremos dar un toque personal y único a la habitación de nuestros hijos, consejos estratégicos con los que podremos personalizar su dormitorio de manera bonita, sencilla, y sobretodo económica, para que no tengamos que preocuparnos por los gastos.

Reciclando la ropa que ya no se usa

Esta idea resulta perfecta para todos aquellos que tienen niños en su casa, de alrededor de unos 2 años, y con los que podremos dar una utilidad extra a la ropa que dado el crecimiento del niño ya no pueda ser utilizada.

Para ello tan solo necesitaremos hacernos con un cordel, varios clavos, ganchos de diferentes colores, y prendas que hayan caído en el desuso y que convienen con los tonos principales de las sábanas y el cubrecama.

Ahora tendremos que clavar con cuidado los clavos en la pared, o en algún punto de la habitación donde veamos que sea llamativo, atar la cuerda de manera que queda un poco floja formando un arco hacia abajo, y finalmente, podremos colgar las prendas como más nos guste, pero siempre teniendo en cuenta que debemos optar por diseños ordenados, originales y que combinen con la habitación.

Reciclando sus juguetes

Algo habitual en las casas donde podemos encontrar niños son los juguetes, los cuales en ocasiones podemos encontrar desordenados en cualquier lugar, y a lo que a través de esta idea vamos a dar una nueva utilidad.

Para ello tendremos que comprar una barra metálica en la que se incluya imán, exactamente iguales como las que podemos encontrar en algunas cocinas y se utilizan para ordenar los cuchillos.

Una vez la tengamos la colgaremos en algún punto estratégico de la habitación del niño, a no mucha altura para facilitar su acceso. Ahora tan solo tenemos que pegar pequeños imanes a los juguetes de nuestros pequeños para que cuando dejen de ser utilizados puedan guardarse de manera rápida y ordenada pegados a la barra a través del imán.

Cambiando la cabecera de la cama por una pizarra

Esta idea es muy sencilla pero nos ofrece mucha utilidad, sobretodo para aquellos niños que disfruten dibujando y pintando.

Para ello tan solo necesitaremos hacernos con un tablero de madera de las mismas medidas que el cabecero de la cama y pintarlo con pintura de pizarra.

Recuerdos de toda la familia

En muchas habitaciones juveniles podemos encontrar decoración de posters, cuadros y pegatinas inspiradas en sus ídolos, dibujos o personajes preferidos, por lo que también podemos crear un pequeño apartado en una de las paredes en los que podremos crear un buen recuerdo familiar.
Para ello tan solo necesitaremos hacernos con un gran panel de corcho, el cual colgaremos con clavos directamente en la pared, y donde podremos colocar nuestras fotos familiares preferidas, para que siempre estén presentes en la habitación del niño.

Dando rienda suelta a su creatividad

Una actividad de la que muchos niños disfrutan es de la pintura, algo que en ocasiones practican en los lugares menos indicados, como en las paredes de la casa, o en los libros de texto.

Para evitar esto, podemos crear un espacio en una de las paredes de la habitación para que nuestro pequeño de rienda suelta a su creatividad, habilitando una zona de pintura, con todo tipo de cuadernos e incluso un caballete de pintura, en los que pueda practicar su hobby preferido sin manchar otras partes de la casa.

Una serie de ideas con las que podremos dar un toque único y repleto de originalidad a la habitación de los más pequeños de la casa, que podrán encontrar en sus dormitorios un espacio versátil en el que se podrán sentir muy a gusto.

Hacia atrás, como los cangrejos